brackets de cerámica

Los brackets de cerámica son una opción popular en el tratamiento de la ortodoncia debido a su estética y discreción. Los brackets de cerámica son fabricados con un material llamado cerámica, que se asemeja al color de los dientes naturales. Por esta razón, son menos visibles que los brackets de metal y se integran mejor con el diente.

Una de las principales ventajas de los brackets de cerámica es su estética. Son menos visibles que los brackets de metal y se integran mejor con el diente, lo que los convierte en una opción popular para las personas que quieren un tratamiento ortodóncico discreto. Esto es especialmente importante para adultos o adolescentes que quieren corregir sus problemas de dientes sin que se note tanto.

Otra ventaja es que son menos abrasivos que los brackets de metal, lo que puede ser beneficioso para las personas que tienen dientes sensibles. Además, también son más suaves y cómodos de llevar, ya que no causan tanto roce ni irritación en las encías y en el interior de la boca.

A pesar de su discreción y suavidad, los brackets de cerámica no son tan resistentes como los brackets de metal. Por lo tanto, hay que tener más cuidado con ellos para evitar su rotura o desgaste. Esto puede requerir un mayor tiempo de tratamiento y pueden requerir visitas más frecuentes al dentista para ajustes y revisiones.

En conclusión, los brackets de cerámica son una opción estética y discreta para el tratamiento de la ortodoncia. Sin embargo, son menos resistentes que los brackets de metal y pueden requerir un mayor tiempo de tratamiento y cuidado. Es importante hablar con tu dentista para determinar si los brackets de cerámica son la mejor opción para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *