Cementado, alta del paciente, revisiones y mantenimiento

Debemos procurar la salud del paciente.

Cementado:

Es una técnica en la cual la prótesis fija queda colocada en el diente permanentemente. Para ello, necesitamos un material específico, cemento, que diferirá en función del paciente. Estos cementados pueden ser auto- o fotopolimerizables.

Cementos provisionales:

CaOH + eugenatos. Tienen poca adherencia, para tener cementado a corto plazo. Los eugenatos se utilizan muy poco actualmente, han sido desplazados por el Dycal®. Se suele utilizar para implantoprótesis.

Hidróxido cálcico (Dycal®): se usa en prótesis provisionales (coronas o casquillos), tiene un efecto sedante sobre la pulpa. Suele venir en dos tubos, para mezclarlo. Este compuesto se suele utilizar también en casos de exposición pulpar. Tienen un periodo de uso corto, porque se disuelven por la saliva. Se indica en situaciones en las que hay sensibilidad dentaria, para ver la evolución antes de hacer una endodoncia.

Cementos definitivos:

Oxifosfatos (son los más antiguos, produce una estructura muy dura, que aumenta la adherencia, pero NO la adhesión, es un polvo que se mezcla con HPO4) + policarbonatos (se sigue utilizando mucho, por sus propiedades. Se crearon para que no fuesen tan lesivos para la pulpa, pero eran menos resistentes y más solubles, fueron desplazados por el CVI) + vidrio-ionómeros (el CVI es el que más se utiliza actualmente, porque protege la pulpa, suela iones F-, y tiene una composición y propiedades excelentes, pero no son muy adecuados para estructuras cerámicas, porque son opacos) + resinas (pueden ser foto- o autopolimerizables, tienen indicaciones muy precisas).

Es recomendable usar cápsulas individuales, porque evitamos infecciones cruzadas, el mezclado es perfecto, peeeeero es más caro.

Cada cemento tiene una indicación precisa:

• Para cementar de una manera definitiva la prótesis fija. Una vez cementada la prótesis, la retirada de la misma es muy agresiva, solo será posible utilizando maniobras traumáticas como el uso de martillos, técnicas complejas o la rotura o destrucción de la prótesis.

• Si se forma una película de saliva en el muñón, evita la adhesión del cemento, y se propaga la infiltración de bacterias – mal sellado.

Hay diferentes tipos de cementos definitivos:

Oxifosfatos (Fortex®): para prótesis metal-cerámica en las cuales no hay compromiso pulpar, principalmente en el sector posterior.

Policarbonatos (Poly-F-Plus®): hoy día prácticamente no se usan, debido al uso de CVI y resinas. Solo tiene capacidad de adherencia.

Vidrio-ionómeros (Vivaglass®): actualmente es un cemento de indicaciones bastante universales, ya que no afectan a la pulpa y se pueden utilizar en prótesis metal-cerámicas y en prótesis cerámicas con cofias opacas. Tiene capacidad de adherencia y de adhesión.

Resinas: se usan principalmente en coronas de cerámica con compromiso estético y en prótesis de coronas cerámicas en sistemas de CAD-CAM. Son cementos que se adhieren muy bien a las superficies cerámicas. Pueden producir, por su composición química y manejo, afectación pulpar. Con estos cementos, podemos modificar ligeramente el color de la prótesis. Son muy útiles en el sector anterior.

Dependiendo de la pulpa, usaremos un cemento u otro. Si tenemos una pulpa viva y algo irritada, usaremos un CVI, evitando los oxifosfatos, por ejemplo. Cada cemento tiene unas características de viscosidad determinadas.

Alta del paciente:

Hay que valorar:

Confort: el paciente lo refiere inmediatamente.
Oclusión: antes y después del cementado, porque se pueden producir errores. Cada paciente es diferente, debemos respetar la dimensión vertical.
Dientes vecinos y puntos de contacto: evitar impactación de comida.
Estética y color
Situación periodontal: cuidado con contactos de póntico con espacio edéntulo. Si la situación de la prótesis es infragingival, puede producir periodontitis. Debemos respetar el espacio biológico. Cuidado con la adherencia epitelial. Procurar que el paciente tenga buena higiene.

El éxito o fracaso de una prótesis reside sobretodo en la estética y el color. Hay que tener cuidado con la luz, no usar la luz del equipo, sino fluorescentes con luz natural.

Cualquier cosa que quede mal, MANDARLA A CORREGIR.

Revisiones:

Se realizan revisiones al mes, a los tres meses y cada 6 meses. Debemos decírselo al paciente para que sepa que es lo que tiene que hacer. En las revisiones deberemos mirar:

Oclusión
Higiene
Puntos de contacto
Situación del periodonto
Rx para ver las raíces y el hueso alveolar (tras dos años de la colocación de la prótesis).
Comprobar la integridad de la prótesis
También tenemos que preguntar: si han tenido dolor, movilidad de las piezas, sensación de que ocluía antes que las demás piezas, sensación de cuerpo extraño… También si ha sangrado o qué. Debemos hacer preguntas sobre la situación de nuestras prótesis.

Mantenimiento:

Debemos dar una serie de pautas a los pacientes:

• Mantener una buena higiene oral
• No realizar con la prótesis actos como:

– Utilizar los dientes como alicates
– Partir objetos o alimentos demasiado duros como patas de marisco o caramelos duros.

• Cepillar los dientes y la prótesis 3 veces al día.
• Utilizar seda dental o cepillos interproximales para el mantenimiento del periodonto y de los puntos de contacto.

Hay que hacer una pequeña historia clínica y exploración. En ciertos casos de dolor, hacer radiografías periapicales, y cada 2-3 años, radiografías panorámicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.