Escayolas, ceras

Los primeros pasos para la confección de prótesis dentales y aparatos de ortodoncia es obtener la réplica de la boca del paciente. Para ello se realiza el denominado vaciado de impresiones con escayola. Existen diferentes tipos de escayola y su utilización dependerá del tipo de prótesis que se vaya a realizar.
El siguiente paso es obtener el registro de mordida u oclusión del paciente. Es un paso importante en el cual hay que conseguir la mayor estabilidad y funcionalidad posible para una correcta oclusión y estética. Para ello se emplea un instrumento denominado articulador que simula los movimientos de la mandíbula del paciente, como son abertura, cierre, lateralidad y protusión. En combinación con el articulador se emplea el denominado arco facial, mediante el cual se pretende conseguir la relación cráneo – maxilar más exacta posible para el posterior ajuste de la oclusión de la prótesis entre ambos maxilares.
3.2 Materiales para la elaboración de modelos.
El material utilizado para el vaciado de las impresiones y para el inicio en la confección de las prótesis dentales es el yeso o escayola. La escayola o yeso está compuesto fundamentalmente por sulfato cálcico dihidratado que tratado a una alta temperatura elimina las moléculas de agua(deshidratación) transformándose en sulfato de calcio semihidratado, formando un compuesto en polvo, denominado escayola dental. Está compuesto por azufre (S), oxigeno (O), calcio (Ca) e hidrogeno (H)
 Sulfato de calcio dihidratado = CaSO4 . 2 H2O
 Sulfato de calcio hemihidratado = CaSO4. ½H2O

Los requisitos que deben cumplir los yesos dentales son, reproducir de la formas más exacta la anatomía de la boca así como la morfología de las piezas dentarias, un tiempo de fraguado adecuado para la fácil manipulación del material y una resistencia acorde a las necesidades de los trabajos que se van a realizar.
Las propiedades deseables de los yesos dentales son:
-Facilidad de manipulación.
-Compatibilidad con los materiales de impresión.
-Resistencia y dureza. Capacidad para copiar detalles precisos.
-Estabilidad dimensional.
Poseer un elevado grado de precisión.
3.2.1 Tipos de escayola
Existen diferentes tipos de escayola en función de la finalidad que se pretenda llevar a cabo.
Según la Asociación Dental American (ADA) los yesos dentales se clasifican en diferentes tipos:
Escayola París o tipo II: es la escayola más económica y con unas características poco
precisas. Sus partículas son de un tamaño irregular, grandes y porosas, lo que le confiere una dureza inferior en comparación con las otras escayolas (Figura 3.1). Su expansión tras el fraguado es considerable. Se utiliza principalmente para montajes en articulador, enmuflados, zocalados (Figura 3.2), etc.

Proporción – 50 ml de agua / 100 g polvo escayola
Tiempo de fraguado – 8 minutos
Expansión – 0.3 – 0.5%
Escayola piedra o tipo III: escayola con partículas más regulares y con mayor precisión y
dureza que la escayola paris. Esta escayola es la más empleada para casi todos los procesos de elaboración de prótesis, como prótesis completas, prótesis parciales, ortodoncia, férulas de descarga, férulas de contención, férulas de blanqueamiento, etc. Su grado de expansión es menor que la escayola tipo paris (Figura 3.3)

Características escayola tipo III
Proporción- 25/35 ml de agua / 100 g polvo escayola
Tiempo de vaciado- 3 minutos
Tiempo de fraguado- 15 minutos
Expansión- 0.1%
Dureza después de 24 horas- 310 N/mm²
Resistencia a la compresión- 70.0 MPa
Escayola piedra, densita o tipo IV: escayola de gran resistencia empleada principalmente para prótesis fija, prótesis mixta, prótesis sobre implantes, etc…Sus características la otorgan de una gran dureza pero a la vez de una considerable fragilidad. Sus partículas son pequeñas de tamaño lo que le confiere menos porosidad y necesita de menos cantidad de agua para su preparación (Figura 3.4).

Características escayola tipo IV
Proporción- 20/25 ml de agua / 100 g polvo escayola
Tiempo de mezcla- 40 segundos
Tiempo de trabajo- 7 minutos
Retirada del modelo- 25 minutos
Expansión después de 2 horas- 0.06%
Dureza después de 24 horas- 310 N/mm²
Fuerza de compresión tras 1 hora- 65 N/mm²
Escayola piedra o tipo V: escayola de nueva incorporación, de gran dureza y resistencia y con menor grado de expansión que la tipo IV debido a la incorporación de sales con algunas resinas.
Características muy similares a la escayola tipo IV.
Toma nota
La reacción exotérmica que se produce en el fraguado se debe a la reacción de liberación de calor que se utilizo en la calcificación inicial del proceso de dihidratación. Se produce la inversión de la reacción ocurrida en el proceso de fabricación.

3.2.2 Preparación de la escayola
La preparación de la escayola se llevara a cabo empleando una taza de goma y una espátula de batir (Figura 3.5) para hacerlo de forma manual o bien se puede realizar de forma mecánica empleando una mezcladora al vacío (Figura 3.6). A través de esta técnica mecánica se realiza la mezcla de la escayola y el agua con unas aspas que giran dentro de un taza especialmente diseñada y mediante la colocación de una cánula o manguera de vacío, se lleva a cabo el vacío de aire a la vez que se realiza la mezcla, consiguiendo de este modo la eliminación o disminución de poros en la escayola, lo que debilita la estructura y altera la forma del modelo.

Una vez calculadas las proporciones se vierte sobre la taza la escayola, se añade el agua
mediante el dosificador y se comienza a espatular la escayola de forma enérgica sobre las
paredes de la taza para eliminar grumos y dejar una consistencia lo más uniforme posible con una cierta fluidez (Figura 3.7). También se puede realizar la preparación primero añadiendo el agua en la taza y posteriormente vertiendo la escayola. El orden de preparación puede variar en función de las preferencias del técnico, como de las indicaciones del fabricante de escayolas.
El tiempo de preparación y manipulado será según fabricante y dependiendo de las
características de cada escayola. No deben quedar restos de escayola sin mezclar con agua, ni sobre la base, ni sobre las paredes de la taza. Este procedimiento se aplica tanto para realizarlo de forma manual como mecánica.

Una vez se ha realizado el espatulado y se ha conseguido una mezcla uniforme se procede al vaciado de la impresión. El vaciado se puede realizar de forma manual o de forma mecánica:
Forma manual: a la vez que se va vertiendo la escayola en la impresión, se le aplican
unos leves golpes contra la mesa para facilitar el fluido de la escayola por todas las
huellas oclusales y por la forma anatómica de la boca.
Forma mecánica: mediante el empleo de un vibrador de escayola (Figura 3.8) se
consigue un movimiento de la base continuo, donde se va a apoyar la cubeta, para
conseguir que la escayola fluya con mayor facilidad.

Tanto si se procede de una forma u otra, es importante realizar el vaciado comenzando por un extremo de la cubeta para terminar en el otro extremo. Con esto se evita que se formen burbujas de aire y se realice el copiado de huellas oclusales de una forma más precisa (Figura 3.9).

Para el copiado de zonas de mucha precisión como son pilares para prótesis fijas, se recomienda el uso de algún instrumento fino, como una espátula fina (Figura 3.10) para facilitar el vertido de la escayola en el punto concreto de la impresión.

Una vez vaciada la impresión se debe dejar un mínimo grosor de escayola para asegurarse que no se va a fracturar al separarla de la cubeta (Figura 3.11)

Transcurrido el tiempo de fraguado se retira el modelo de escayola de la cubeta (Figura 3.12) y se procede a recortar los sobrantes de escayola utilizando la maquina recortadora (Figura 3.13).

Figura 3.12 Modelos una vez fraguada la escayola Figura 3.13 Recortadora de modelos
Existen una serie de factores a tener en consideración que afectan en el tiempo de fraguado de las escayolas como son:
La temperatura: a temperatura más elevada, mayor tiempo de fraguado, tanto si se habla
de temperatura ambiente como temperatura del agua.
Velocidad de espatulado: al mezclarse con agua los cristales de escayola se entrelazan
provocando la dureza del mismo, a mayor rapidez de espatulado, mayor fractura de
cristales y menor tiempo de fraguado.
Proporción agua – escayola: a mayor cantidad de polvo, menos tiempo de fraguado y a
mayor cantidad de agua, más tiempo de fraguado.
La máquina recortadora consta de un disco abrasivo que gira a 2.800 rpm a la vez que expulsa agua para facilitar el recortado.

Se posiciona el modelo sobre la plataforma (Figura 3.14) y se apoya sobre el disco para el
recortado del sobrante, tanto por los laterales como por la base del modelo. Se dejará secar el modelo a temperatura ambiente.

¿Sabias que?
Existen maquinas recortadoras con disco diamantado que recortan los modelos en seco sin
necesidad de agua.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *