Secuencia clínica-laboratorio en la confección de una PPR. Instalación y mantenimiento

Hay que hacer un análisis de una obra de arte: una de una cara más armoniosa, y otra de una cara menos armoniosa.

La primera sesión es clínica, e incluye:

Anamnesis y exploración: hay que realizar una historia clínica bastante exhaustiva, para poder saber las enfermedades generales que padezca, que puedan influir en el uso de la prótesis. La historia clínica nos permite conocer al paciente tanto en su salud como psicológicamente. La exploración debe ser global: general (buscar patologías sistémicas), regional extrabucal (de cara y cuello) e intrabucal.
Radiología
Plan de tratamiento inicial
Toma de impresiones: nos van a permitir conocer la situación del paciente y pensar en el diseño de la prótesis.
Confección de los modelos: en ellos vemos malposiciones, brechas, etc. Éstos se montan en articulador, para ver el estudio que vamos a realizar.

La segunda sesión clínica, consistirá en la toma de arco y registros, montaje en articulador, y toma de color dental (el color dental se toma con guías dentarias. Es importante porque, si se toma correctamente, supone un éxito de la prótesis, y si se toma mal, supone el fracaso de la misma).

A nivel de laboratorio, si es preciso, se realizará una confección de planchas y rodillos (es necesario cuando el sector edéntulo es muy grande, y en sectores posteriores); y se realizara un diseño inicial de la PPR en el modelo y en papel.

En la tercera sesión realizaremos tratamientos previos, lechos oclusales y planos guía (al realizar un lecho, debe ser sobre una corona, una incrustación o una obturación con amalgama, nunca con composites, porque no aguantarán y la prótesis va a estar relacionada con estos lechos), tomaremos nuevas impresiones y confeccionaremos el modelo definitivo.

A nivel de laboratorio, se confecciona la estructura definitiva en Cr-Co. Hay que comprobar que la estructura colada se inserta y desinserta correctamente.

La tecnología de laboratorio que se utiliza incluye los siguientes pasos:

Duplicación del modelo maestro: se realiza con un hidrocoloide reversible, que se solidifica y se realiza la impresión del duplicado del modelo, que se vacía con un material refractario para que aguante la temperatura de colado y que resista la contracción del metal. Este material refractario es una mezcla de yeso con sílice (cuarzo, tridimita, cristobalita y cuarzo fundido. También incluyen silicofosfatos (Cr-Co).

Encerado del aparato protésico, sobre dicho modelo maestro. Hay que hacer un tratamiento de superficie, para el encerado. Se van añadiendo poco a poco las estructuras (retenedores y demás), y finalmente se añaden los “grifos”, que es por donde coges toda la estructura, y permite que el colado sea adecuado.

Fusión de la estructura metálica: necesitamos una fuente calórica (gas-O2, gas-acetileno, inducción) y un mecanismo de impulsión (centrifugadoras).

Acabado y pulido de la estructura metálica

La cuarta sesión consistirá de una prueba de la estructura (metálica) en boca. Si no entra, porque se haya producido alguna deformación, habrá que reajustarla. Posteriormente, se pueden tomar nuevos registros si es necesario. Después, se hace el encerado de la prótesis y se hace la prueba de dientes.

La quinta sesión incluye la prueba de dientes y control de la oclusión (en función de la brecha, se debe conseguir máxima intercuspidación, o relación céntrica), y a nivel de laboratorio, se realiza el enmuflado y terminación de la prótesis.

La sexta sesión incluye:

– Prueba e instalación de la prótesis
– Control del eje de inserción
– Control de la oclusión
– Control de la estética y color de los dientes
– Instrucciones al paciente
– Enseñanza al paciente para inserción y desinserción de la prótesis (NUNCA MORDER LA PRÓTESIS PARA INSERTAR LA PRÓTESIS, porque la deformas, por el amento de presión)
– Mantenimiento de la prótesis y de la higiene
– Programa de visitas de mantenimiento
La instalación de la prótesis se debe realizar siempre en boca con los dedos, NUNCA MORDIENDO, para seguir el eje de inserción. No forzar su entrada, y en caso de desajustes, acudir al profesional que la realizó. Que no le duela, que no se le impacte, que pueda comer con ella, etc.

Hay que mantener el eje de inserción, colocando con los dedos. Hay que comprobar que el ajuste es el correcto. Además, hay que explicar al paciente cómo llevar a cabo la higiene de la prótesis y cavidad oral, así como recomendar precauciones de la prótesis, y realizar un programa de revisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.