Material para la toma de impresiones

Introducción para la toma de impresiones dentales

La toma de impresión para la realización de aparatos de prótesis dentales y ortodoncias es un procedimiento por el cual se pretende conseguir una réplica de la boca del paciente de la manera más fiable y exacta posible.

Para ello se emplean unos instrumentos de metal o plástico, de un tamaño completo o parcial, denominadas cubetas.

En las cubetas se deposita un material blando que al fraguar se endurece.

Este material blando se coloca sobre la mucosa y los dientes en estado viscoso y una vez fraguado se rellena de un material denominado escayola o yeso piedra.

 

Tipos de impresiones dentales

Impresiones preliminares

Las impresiones preliminares son aquellas que se realizan mediante el empleo de cubetas estándar, pudiendo ser de metal o plástico para conseguir una réplica aproximada de la boca del paciente.

Este tipo de impresiones se lleva a cabo debido a que no siempre las cubetas estándar se adaptan de forma fiable a la anatomía bucal del paciente, pudiendo provocar inexactitudes en trabajos de precisión. Para ello se toma una impresión inicial, para a posteriori realizar una impresión más exacta acorde a la boca del paciente, con las denominadas cubetas individuales.

Impresiones definitivas

Las impresiones definitivas son impresiones que se han realizado con cubetas individuales para conseguir una mayor precisión y así proceder a la elaboración de los aparatos de prótesis dental y dispositivos de ortodoncia.

Impresiones dentales en 3D

O impresiones digitales, son impresiones directas en boca por medio de una cámara intraoral digital, quedando los datos obtenidos en un ordenador con un programa de manejo de imágenes para el diseño y confección de modelos digitales.

Materiales para impresiones dentales 

Los materiales de impresión más utilizados para la toma de impresiones en el proceso de elaboración de aparatos de prótesis dental y ortodoncia son el alginato y la silicona.

Los materiales de impresión se clasifican en:

– Termoplásticos
– Materiales rígidos: godivas o ceras, no son elásticos:

  • Compuestos para modelar o godivas
  • Cera para toma de impresiones

Materiales elásticos: en este grupo incluimos:

  • Hidrocoloides: los reversibles actualmente están en desuso, y también existen irreversibles (alginato).
  • Elastómeros: incluimos: polisulfuros o mercaptanos, siliconas (condensación y adición), poliéteres.

Estos materiales de impresión tienen que tener una serie de propiedades:

• Definición detalles: tiene que registrar con exactitud la morfología de la boca.

Según la ADA: el material de impresión debe ser capaz de reproducir detalles de 25 micras o menos.

– En clínica, el ajuste aceptado de una restauración indirecta es de 50-100 micras.
– El material de vaciado aporta sólo una precisión de 50 micras.
– A mayor viscosidad, menor capacidad de reproducir detalles.

El material que mejor definición de detalle ha demostrado son las siliconas de adición.

• Recuperación elástica: es la capacidad para recuperar su forma original. El mejor material son las siliconas de adición, y en segundo lugar, las siliconas de condensación.

• Estabilidad dimensional: se incluyen varios materiales con buena estabilidad dimensional (es la capacidad de un material a mantener su forma tras cambios morfológicos y/o químicos del material):

Siliconas de condensación: vaciado máximo en 30 min.
Siliconas de adición: esperar entre 30-60 min.
Poliéteres: vaciarlas antes de 1h.
Alginato: vaciarlo antes de 10 min, no cubrirlo con servilletas húmedas, es mejor una cámara de humedad o un desinfectante.

• Fluidez: la viscosidad fluida es óptima para capturar detalles finos, mientras que la viscosidad densa aporta rigidez a la impresión. Una mayor fluidez permite mejor reproducción de detalles: produce mayor contracción de polimerización.

Emplearemos la menor cantidad posible de material de alta fluidez. Los materiales monofásicos tienen buena exactitud clínica.

• Flexibilidad: la rigidez es buena para evitar una deformación derivada de la expansión de la escayola. El exceso de rigidez provoca:

– Rotura del material que se mete en el surco gingival

– Incomodidad del paciente al retirar la impresión de boca

– Fractura de modelos (si los muñones son finos y largos, o en dientes periodontales o con cuello estrecho)

El material de elección es la silicona monofásica + pasta fluida.

• Hidrofilia: es la capacidad de las siliconas a tener afinidad por el agua. A menor ángulo, mayor afinidad por el agua. Es una cualidad deseable, permite mejorar los vaciados (reduciendo los poros), pero no permite tomar impresiones con humedad.

Los materiales con mayor hidrofilia son: hidrocoloides irreversibles (alginato), reversibles, y poliéteres.

Los materiales con menor hidrofilia (=hidrofobia) son: polisulfuros, PVS y siliconas de condensación

Alginato

El alginato dental es un material elástico que se obtiene a partir de las sales solubles del ácido algínico, procedente de las algas marinas marrones denominadas Phaeophyceae. Se denomina con el término Hidrocoloide.

Su estado inicial es polvo, pero al mezclarse con agua se vuelve gel. Es un gel irreversible, de fácil manipulación, económico, tolerable para el paciente, preciso y flexible.

Silicona

La silicona dental pertenece a los materiales de impresión denominados elastómeros sintéticos.

Se suelen presentar en diferentes formatos, dos pastas, de las cuales una es una base y un catalizador, una pasta y un gel catalizador y una pasta y un líquido.

Un ejemplo de impresión dental de silicona

Las principales siliconas empleadas son las de condensación y adición y se presentan como silicona pesada y silicona fluida.

Ceras

Las ceras se pueden utilizar para copiar u obtener registros anatómicos de la boca al realizar impresiones, como ceras de impresión (Figura 2.7) o para tomar los registros de mordida del paciente.

Estas ceras en estado normal poseen una mínima dureza y al entrar en contacto con calor se ablandan volviéndose muy maleables, pero a la vez pueden distorsionarse al ser retiradas de la boca. Para realizar impresiones se recomienda una cera extra dura,con muy alta elasticidad en caliente y muy poca deformación al enfriarse. Un ejemplo es la cera Moyco.

Existe cera en láminas de diferentes características como la dureza, capacidad de deformación así como cera para verano y para invierno. También existe cera en rodetes ya preformados. Estos rodetes de cera se emplean para tomar el registro de oclusión en pacientes desdentados o parcialmente desdentados, como por ejemplo en la elaboración de prótesis completas.

– Correctora: se utiliza como un barniz de cera sobre una impresión original para
establecer un contacto y registrar los detalles de los tejidos blandos. Sobre la
impresión se pincela con esta cera.

– Cera para el registro de mordidas: se utiliza para articular con exactitud modelos de
arcadas opuestas. La fluidez a 37ºC oscila entre el 2,5 y el 22%, lo que indica que
puede presentar distorsiones al retirarlo de boca.

Estos materiales de impresión deben reunir una serie de características acorde al propósito deseado, como son:

Características para un buen vaciado de impresiones dentales 

Características que deben reunir los materiales de impresión.

Precisión: Su compuesto debe facilitar el copiado de las estructuras de la
boca de la forma más exacta posible.

Fluidez: Debe fluir de forma homogénea por todos los contornos de la boca
para registrar con mayor detalle la anatomía oral.

Elasticidad: Debe ser lo suficientemente elástico para no sufrir cambios en la tensión generada al retirar el material de la boca. Esta característica es la que más se tiene en consideración a la hora de su uso.

Resistencia: Es importante que sea resistente al retira el material de la boca para no sufrir rupturas ni desgarros.

Estabilidad dimensional: Debe mantener la forma inicial de la anatomía que se ha registrado aunque pase un determinado tiempo. A mayor tiempo transcurrido desde la toma de impresión, más inexacto saldrá el registro.

 Manejo sencillo: Debe ser de fácil manipulación y permitir tiempo de preparación pero a su vez el fraguado debe ser rápido en la boca del paciente.

No tóxico: Sus componentes no deben ser tóxicos ni irritantes para el paciente. Deben tener un olor y sabor aceptables.

Almacenaje: El material debe permitir un almacenaje sencillo tanto en lugar como en durabilidad.

De fácil desinfección: Debe ser desinfectable y no perder sus cualidades de precisión.

Fracaso de una impresión

Una impresión puede fracasar por diversos motivos:

• Difícil reproducción de los márgenes subgingivales
• Manipulación incorrecta del material o técnica de impresión
• Cubetas: las cubetas pueden fallar por diversos motivos:

Rigidez de la cubeta:

Paredes gruesas y uniformes. Espesores de unos 3-4 mm en cubetas individuales

No utilizar materiales viscosidad densa con cubetas flexibles, producen troqueles de tamaño menor al real

Coeficiente variación dimensional térmico: el aumento de temperatura provoca expansión y flexión en las paredes de la cubeta

Contracción de polimerización:
Las cubetas de resina autopolimerizable deben prepararse 24h antes de la impresión, evitando encontrarnos alteraciones dimensionales transcurrido dicho tiempo.

– Los mayores cambios se producen en los primeros 30’ posteriores a la confección, y disminuyen a partir de las 9 horas.

• Manejo inadecuado de tejidos blandos
En estudios clínicos:
• Las cubetas de plástico flexibles producen distorsión cuando utilizamos silicona putty normal y soft: 210µ y 180µ.
• No diferencias estadísticamente significativas con cubetas metálicas o de plástico rígido con putty soft.
• Con metálicas discrepancia marginal media de 55µ con cualquier putty. De plástico rígido similares resultados para soft y con putty normal aumentaron hasta 71,7µ.

Hidrocoloide irreversible – Alginato:
Debemos definir qué es un hidrocoloide: es un gel coloidal que se utiliza como material de impresión.

Es una sustancia gelatinosa que solidifica en boca y puede retirarse posteriormente de los espacios retentivos.

También definiremos un coloide: es el cuarto estado de la materia. Son moléculas de polvo que se distribuyen en un líquido, pero sin llegar a disolverse. El coloide consta de una fase dispersa (o polvo) y una fase de dispersión (o líquido).

Desinfección de las impresiones

Para la desinfección de impresiones dentales se usan dos formas distintas para ser desinfectadas: inmersión o spray.

Por inmersión es la técnica más adecuada. La ADA recomienda la inmersión durante menos de 30 minutos (cuidao con el alginato). El spray reduce el riesgo de distorsión, pero no es tan eficaz.

Los desinfectantes que se emplean para ello son: hipoclorito sódico, glutaraldehido, iodoformo, fenoles… La forma más cómoda y eficaz es la povidona yodada (1:200) , hay que echar 5cc del producto en un litro de agua y sumergir la impresión durante 10 minutos.

Las superficies de PVS retienen menos microorganismos. En segundo lugar, los poliéteres, con valores parecidos. El alginato produce mayor crecimiento de microorganismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Material para la toma de impresiones”