Retenedores

Son los elementos de PPR, que la mantienen y retienen en posición tanto durante la función como durante el reposo.

Existen dos tipos de retenedores: directos (en la zona en la que se retiene como tal) e indirectos (se retienen lejos de la zona de retención.
Retenedores directos:
o Retenedores pericoronarios o circunferenciales
– Retenedores supraecuatoriales
– Retenedores infraecuatoriales
– Retenedores intracoronarios (por fricción)
Retenedores indirectos: tienen uno o más apoyos con sus conectores menores.
Los retenedores por fricción combinan elementos de prótesis fija y PPR, tienen una parte macho y otra parte hembra, que encajan por fricción. Pueden ser intracoronarios o extracoronarios.

Funciones de un retenedor:

Soporte: lo da el apoyo oclusal y el brazo recíproco (supraecuatorial  apoya en la zona antes del ecuador y hace también de soporte).
Estabilización: lo da el brazo recíproco y el conector secundario. Además, el apoyo oclusal impide los desplazamientos.
Retención: se producen dos tipos de retención: primaria (es una retención mecánica, por el extremo elástico del retenedor, el tercio distal) y secundaria (lo conforma el menisco salival, está encomendada a la base de las prótesis).

Retención primaria:

Línea de máximo contorno o ecuador dentario: zona expulsiva y zona retentiva.
Profundidad del área retentiva: se denomina ángulo de convergencia cervical, y se realiza con el paralelizador. Normalmente hay que conseguir la menor profundidad posible, para que el diente no sufra excesivo estrés.
Extensión del área retentiva: cuánto se extiende el retenedor por el área retentiva.
Altura del área retentiva: va desde la punta del retenedor hasta el ecuador.
Grado de flexibilidad del brazo retentivo (resistencia a la deformación):
Diámetro: a mayor diámetro, mayor rigidez, y viceversa.
Conicidad: la punta del brazo retentivo es la mitad de gruesa que la zona proximal.
Material: los retenedores pueden ser de distintos materiales: forjados (con alambre), colados (Cr-Co, Ti…), resinas acetálicas (tienen muchos problemas, se rompen con facilidad).
Longitud: cuando más largos, más flexibles, y viceversa.
Sección transversal: normalmente, los retenedores tienen sección de media caña: la parte externa es redondeada y la parte interna es plana (la que da al diente). De media caña son menos flexibles que aquellos que son completamente redondos.

Requisitos de los retenedores:

Reciprocidad: el brazo recíproco, que normalmente está en superficies linguales o palatinas, es rígido y supraecuatorial, a diferencia del retentivo, que es infraecuatorial y flexible. Debe estar diseñado de tal manera que, al insertarse, no produzca estrés en el diente ni se deforme la estructura. Para evitar desplazar el diente hacia lingual al insertarlo, el recíproco debe estar situado en el ecuador para que, al insertarlo, anule la fuerza de empuje que lo lleva hacia lingual.
Abrazo: los brazos deben abrazar el diente más de 180º (entre los dos), de no ser así solo da fuerzas de dislocación.
Pasividad: que el brazo retentivo permanezca pasivo al comer o hacer otras cosas, no debe ejercer ningún tipo de función, a no ser que se le aplique en éste una fuerza para sacarlo.
Retención: debe ser la mínima posible, bilateral simétrica. Si pongo en una hemiarcada dos retenedores de 0,25, en la otra hemiarcada hay que poner uno de 0,5.
• Evitar fuerzas rotatorias, en los extremos libres.

Tipos de retenedores:

Retenedor circunferencial simple de Akers: el mencionado previamente. Tiene un diseño característico, se utiliza en PPR dentosoportadas, cuando hay brechas intercaladas, siempre que los pilares sean resistentes (periodontalmente sanos).
Retenedor circunferencial de acción posterior: el brazo retentivo es una prolongación del recíproco, tiene un apoyo mesial, y se utiliza cuando hay sillas libres distales (clases Kennedy 4). Siempre que hay sillas libres distales, los topes deben ir SIEMPRE EN MESIAL. El brazo retentivo va a mesial.
Retenedor circunferencial invertido de acción posterior: el brazo retentivo va hacia distal, depende de dónde se halle el ecuador, según el paralelizador. El tope es mesial, y se apoya en sillas libres distales. Tiene un mejor diseño en extremos libres.
Retenedor circunferencial en anillo: se utiliza en molares, que suelen estar inclinados hacia mesial y lingual. El tope puede ser mesial o distal, con prolongación del brazo recíproco en brazo flexible hasta socavado distolingual o mesiovestibular. Cuando los molares están inclinados, es mejor añadir un tope distal (porque, si solo se queda con el mesial, se mesializa más).
Retenedor doble de Bonwill: son dos retenedores circunferenciales unidos, que se utilizan en brechas dentarias contralaterales, es decir, en casos de Kennedy 2, en el lado contralateral, donde sí hay dientes. Tiene apoyos oclusales dobles.

Indicaciones de los retenedores:

Circunferencial simple: tiene muy buena retención, con 180º tiene un buen abrazo, y tiene buena estabilización. Solo se deben usar en brechas intercalares con dientes en buen estado periodontal, para una prótesis dentosoportada (las fuerzas transmitidas van directamente a los dientes por medio de los topes oclusales).
Circunferencial de acción posterior: aprovecha el ángulo mesial, se usa en premolares adyacentes a crestas edéntulas.
En anillo: se usan cuando hay molares en los extremos distales, en mesiolinguoversión.
Doble: cuando voy a tener clases de Kennedy, en brechas contralaterales se pone un retenedor doble.
Retenedores en I, T, Y: en sillas libres, depende de la configuración del ecuador dentario.
RPI: dientes periodontalmente comprometidos, en sillas libres.
RPA: con problemas gingivales, mencionado previamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.