Bruxismo

¿Que es el bruxismo?

-Es el hábito de apretamiento o frotamiento de dientes, diurno o nocturno, con distintos grados de intensidad y persistencia en el tiempo, involuntario y fuera de los movimientos funcionales que tiene la mandíbula.

-También se puede definir como un trastorno neuro fisiológico de los movimientos mandibulares que, de forma progresiva desgasta los tejidos dentarios dando la apariencia de dientes muy pequeños reducidos en tamaño. Sus repercusiones clínicas pueden ir más allá del desgaste dentario y afecta estructuras de soporte dentario (encías), musculatura cérvico-craneal y la articulación temporomandibular.

¿Cuales son las causas del bruxismo?

Se considera que el factor desencadenante y principal es el estrés, aunque hay otros que pueden contribuir a su aparición:

  • Alineación inadecuada de los dientes.
  • La postura.
  • La alimentación.
  • Los hábitos de sueño.

Esta última podría considerarse importante también, ya que es frecuente que este mal hábito aparezca por las noches (bruxismo nocturno)

¿Cuales son las soluciones para el bruxismo?

Uno de los objetivos prioritarios para el tratamiento del bruxismo es la eliminación del dolor, para lo que existen multitud de recursos y tratamientos que explicamos a continuación, sin embargo, a día de hoy se utilizan unos protectores dentales o férulas para evitar el bruxismo durante el sueño y de este modo prevenir los daños que este trastorno puede ocasionar en los dientes, estas se conocen como férulas de descarga o férulas que se colocan únicamente en el sector anterior de los dientes que se conoce como desprogramador de Neff

-Afecta a ambos sexos, a jóvenes y adultos (aunque estos seguramente empezaron de jóvenes) e incluso a los niños.
– El origen del bruxismo no esta articulado totalmente, parece que obedece a múltiples factores:
– Interferencias oclusales.
– Factores psíquicos-emocionales.
-Los factores psíquicos como la ansiedad y el estrés actúan como potenciadores del cuadro. Situaciones estresantes pueden potenciar el hábito de manera puntual y situaciones relajantes pueden disminuir el hábito de manera ocasional.

Clasificación:

Céntrico:
– Apretadores.
– Preferentemente diurno.
– Áreas de desgaste limitadas a la cara oclusal.
– Menor desgaste dentario.
– Mayor afectación muscular.
– Se realiza de forma consciente pero involuntaria.
Excéntrico
– Frotadores.
– Nocturno.
– Área de desgaste sobrepasan la cara oclusal.
– Menor afectación muscular.
– Se realiza de forma inconsciente.
– Mayor afectación articular.

Manifestaciones clínicas

-Desgastes dentarios fuera de las áreas funcionales.
-Hipersensibilidad dentaria (por perdida de esmalte en el cuello de los dientes)
-Fracturas dentarias.
-Trauma oclusal.
-Puede ocasionar muerte pulpar, periodontitis y movilidad dentaria.
-Condensación ósea y exostosis (tumor benigno del hueso debido a nueva formación de éste) en casos de bruxismo excéntrico.
-Reabsorción ósea.
-Afectación muscular.
-Dolor y sensibilidad en músculos elevadores (maseteros, temporales y
pterigoideos internos)
-Limitación funcional.
-Puede afectar a la musculatura del cuello.
-Afectación de la ATM: ruidos, dolor de oídos, dislocación de la mandíbula.

Manifestaciones estéticas

-Estos casos constituyen un gran reto para el odontólogo que decide restaurar la función y estética de estos pacientes, ya que el éxito del tratamiento depende del control del hábito por parte del paciente.
-Perdida de dimensión vertical.
-Debido al desgaste de los dientes, la porción inferior de la cara seva acortando produciendo apariencia de persona envejecida.

Tratamiento

-La clave es el diagnostico precoz. Estará en función del tiempo de instauración del hábito, del desgaste dentario y de la clínica asociada.

Tratamiento psicológico

-Control de los factores psíquicos que actúan como potenciador del cuadro.
-Psicoterapia.
-Terapias de relajación.
-Yoga y control de estrés.
-En el apretador diurno (bruxismos céntrico): desprogramador de habito ( ejercicios de lengua-paladar)

Tratamiento farmacológico

Ansiolíticos:
-Relajantes musculares.
-Prótesis.
-Férulas oclusales.
-Especialmente en bruxismos nocturno.
-También llamadas férulas o placas de descarga.
-Construidas de acrílico y generalmente son superiores, deben ocluir toda la cara oclusal y los bordes iniciales de los incisivos y caninos.
-El grosor de la férula ha de ser de unos 2mm y su superficie plana.
El objetivo de su uso es evitar desgastes dentarios y relajar los músculos.

Ajuste oclusal

-Solo aplicable a las fases iniciales bruxismo.
-Consiste en la detección y elimación de las interferencias oclusales.

Rehabilitación oral

-En casos de gran pérdida de la dimensión vertical.
-Afectación de la ATM se puede hacer coronas en los dientes afectados. Su realización es muy muy compleja y no garantiza la eliminación del bruxismo.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *