Inserción de las resinas compuestas

15. INSERCIÓN DE LAS RESINAS COMPUESTAS

La inserción es coger el material de obturación y llevarlo a la cavidad, para ello se utiliza resinas compuestas. No vale con poner dentro el composite, influyen muchos determinantes.

TÉCNICA EN RESINAS COMPUESTAS

1. Fases previas.
2. Adhesión.
3. Cavidades.
4. Matrices.
5. Inserción.
6. Polimerización.
7. Pulido.

La inserción es llevar el material de obturación a la cavidad para rellenarla. La técnica de los composites es muy delicada, cualquier error dará lugar a problemas.

Los objetivos de la inserción son no dejar meniscos, no dejar espacios vacios y reducir los efectos de la contracción.

PROBLEMAS POR LA TÉCNICA

1. Defectos de relleno: en esta fase de inserción vamos a poder resolver estos defectos, debemos no dejar:

– Meniscos: son acumulaciones de material que se quedan en los ángulos de las cavidades cuando rellenamos ángulos vivos (por esto los ángulos deben ser redondeados, para que el composite se adapte mejor), por ello, muchas veces en los ángulos se forman defectos. De lo que dependen los meniscos es del adhesivo, ya que es líquido y es lo primero que colocamos en la cavidad, y nos forman los meniscos, por lo que es más bien de la fase de adhesión y no de inserción.

– Atrapamientos de aire: es muy frecuente y no nos damos cuenta hasta que hacemos una radiografía. Para evitar dejar espacios vacios, suele ir bien darle con la pistola de aire para extender bien el material, y polimerizar antes de que recupere la posición original. Se produce más frecuentemente en el ángulo axiogingival.

PROBLEMAS DEL MATERIAL

1. Reducir los efectos de la contracción: podemos reducir sus efectos mediante ciertos rellenos, es lo que vamos a poder corregir en esta fase de inserción. Uno de los efectos negativos de la contracción es la hipersensibilidad, por el gap (se genera un espacio que produce filtración porque el composite se despega, generalmente de la dentina, no se suele despegar del esmalte). Si tenemos una obturación pegada al esmalte y la dentina, y tenemos que despegar uno de los dos, como la unión al esmalte es más fuerte lo normal es despegarla de la dentina.

La contracción produce:

– Gap: desprendimiento de la dentina. Los túbulos ya no están sellados y entran cosas del exterior al interior que irritan.
– Filtración: despegamiento de la dentina o del cemento.
– Deflexión, tira de las cúspides hacia dentro, pudiendo provocar microfracturas del esmalte.
– Fracturas de esmalte.
– Estrés.

TÉCNICA DE INSERCIÓN

Tipos de composite según su inserción:

a) Compules: insertamos directamente el material en la cavidad, de consistencia media.
b) Jeringas: debemos capturar la porción que vamos a usar con un instrumento plástico y lo llevamos a la cavidad. Se aplica mediante espátula.

¿Cómo cubrimos cada objetivo?

1. Para no dejar meniscos: si depositamos el adhesivo y no polimerizarlos, inmediatamente se formará el menisco. Para que no ocurra, debemos dejar actuar el adhesivo 30 segundos y antes de polimerizar, soplamos con el eyector de aire y polimerizar rápidamente. Tampoco hay que dejar excesos de adhesivos.

2. Para no dejar espacios vacíos:

a. En cavidades estrechas: no cerramos la salida al aire. Si la boquilla del compules es más ancha que la cavidad, la boquilla no cabe y queda aire, con el instrumento plástico se usa para darle unos pequeños golpes para quitar el aire. Con un compule es más fácil que se queden espacios de aire debajo y no llegue por completo a cubrir toda la cavidad. No se debe cerrar la salida al aire, dejar una “chimenea”.
b. Rellenar en glaciar: hacer que el composite deslice por la pared y empujamos el material con un atacador hasta que resbale el composite hasta el suelo de la cavidad sin dejar espacios vacíos, a veces es necesario usar instrumentos más finos y llegar hasta el fondo de la cavidad.

c. En cavidades anchas: dejamos una “chimenea” de escape al composite. Rellenamos en glaciar.

d. En pisos irregulares: es útil usar composite fluidos, que tienen unos terminales más finos. Se deben poner siempre en el fondo e ir levantando la jeringa a medida que inyectamos.

3. Para reducir los efectos de la contracción:

a. Rellenar por capas e ir polimerizando poco a poco. De esta forma el composite polimeriza, pero queda una parte que no ha polimerizado en la superficie, la capa inhibida. Esto permite que podamos ir añadiendo capas y que estas se puedan unir entre sí. Ponemos una segunda capa de composite que tapa la capa inhibida, esta polimerizará y se unirá a la primera capa que hemos puesto. Aparecerá otra capa inhibida en la superficie y se seguirá realizando el proceso usando esta técnica hasta terminar la obturación. En cada polimerización se contrae cada capa.

b. En capas posteriores de composite vamos a ver como se une a la capa inhibida y se va a ganar el espacio perdido por la contracción del material en la superficie. Rellenamos en capas de 2mm, las cavidades normales, se suelen rellenar con 3 capas para reducir:
Estrés:

– Al poner capas de 2mm, la tensión que se soporta al final, si hemos ido reduciendo el volumen poco a poco, es menor. La masa tira menos y se reduce el estrés. Se reduce poniendo capas finas, ya que reducen la pérdida de volumen.
– También mediante composite fluido, que es más elástico, es como un colchón o amortiguador que nos ayuda a controlar el estrés.

Gaps: obturando en capas finas, ya que se compensa la pérdida de volumen.

Filtración.

– Para que no ocurra, queremos que el composite esté muy bien adherido. Para ello, mantenemos el esmalte, cuidamos el margen en el momento de hacer la cavidad.
– En la adhesión, hacer una buena adhesión a esmalte.
– En la inserción, evitamos tirones obturando en capas finas.

Deflexión: si la cavidad tiene las paredes frágiles, algo frecuente, obturamos en forma triangular, no ponemos en contacto dos paredes opuestas con el composite, se coloca entre el suelo de la cavidad y una de las paredes. Es más complicada de hacer, pero es fundamental para evitar a deflexión.

 

Resumen:

1. No crear meniscos: soplar antes de polimerizar.
2. No atrapar aire:

– Relleno en glaciar.
– Dejar chimenea.
– Allanar suelos irregulares.
– Composites fluidos en piso.

3. Contra la contracción:

– Composites fluidos en el piso.
– Capas finas no mayores de 2mm.
– Inserción triangular en paredes frágiles.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *