Realización de implantes

Los implantes dentales son un conjunto de elementos que se adaptan íntimamente al tejido óseo sintiéndose y viéndose como dientes propios.
Consta de una raíz artificial confeccionada de titanio que se coloca en el sitio donde se perdió el diente. Posteriormente se coloca una corona para reemplazar el diente perdido.

La elaboración del implante consta de tres fases: la primera es quirúrgica, consiste en introducir el implante en el hueso, la segunda también es quirúrgica y se realiza tres meses después de la primera y la tercera consiste en realizar la corona que se atornilla al implante de manera que queda fija en la boca.

1. Comenzaremos vaciando el modelo del implante para realizar el diente, una vez hayamos vaciado el modelo pasaremos a rebajar el análogo que es la
copia del tornillo Pilar, posteriormente realizaremos el modelado del diente echando separador para que no se nos pegue al análogo.

2. A continuación comenzaremos modelando por los puntos de contacto y después le daremos la altura y por último, lo modelaremos y le daremos su forma correspondiente.

3. Colocaremos los bebederos y lo pasaremos a metal (es importante colarlo en el centro térmico del cilindro para que absorba el mayor calor posible y nos salga bien el colado)

4. Cuando lo ponemos, debemos esperar al tiempo de precalentamiento del horno. Cuando esté en 250 grados eliminará los residuos y la cera y seguirá subiendo hasta las 900 grados.

5. Después lo introducimos en la maquina inductora donde lo colaremos por centrifugación.

6. Una vez colado, tendremos que calibrarlo reduciendo el grosor a 0,4 mm aproximadamente para comenzar a echar la cerámica.

7. para comenzar con la cerámica damos oxidación en el programa 1 del horno.

8. Comenzando con una primera capa de opaquer acuosa para que se adhiera mejor al metal para luego meterlo al horno.

9. Con el programa 2, a continuación echaremos la segunda capa de opaquer que será siempre más espesa.

10. Una vez terminado con el opaquer comenzaremos con la dentina. Empezaremos dándole una primera capa consiguiendo la morfología y realizamos los mamelones para meterlo al horno.

11. Después le daremos una segunda capa con dentina incisal para el borde incisal y lo volveremos a meter al horno.

12. En la siguiente fase puliremos la cerámica del implante con la fresa diamantada y abrillantaremos.

13. Una vez abrillantada, la meteremos en el horno por última vez y para terminar posicionaremos la corona sobre el análogo y al observar que está todo correcto la enviaremos a clínica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *