Caries dental

¿Qué son las caries?

La caries dental es una enfermedad o proceso crónico y dinámico. Es un proceso duradero en el tiempo, con fases de actividad e inactividad.

Afecta a un órgano específico, el diente y se caracteriza porque produce una disolución y destrucción localizada de los tejidos calcificados del diente (esmalte, dentina, cemento). No afecta ni al periodonto ni directamente a la pulpa.

En estadios avanzados del proceso, se produce una lesión clínica que corresponde a una cavidad. Es una enfermedad transmisible, se trata de una infección bacteriana compleja debido al biofilm dentario, producida por varias bacterias.

Es un proceso multifactorial: biofilm, dieta, alteraciones de la saliva, mala higiene, tiene influencias genéticas, tejidos dentarios, factores ambientales e influye la conducta individual. Hay que destacar que es un proceso global, no como una lesión en sí, tiene que ser tratado el proceso desde el comienzo.

Desarrollo de la caries dental

Se desarrolla en 4 etapas:

1. El biofilm se encuentra en la superficie del diente (con sus bacterias), para que se produzca la caries son necesarios dos factores fundamentales, las bacterias acidogénicas + carbohidratos fermentables.

2. Se produce una disolución de OH-apatita, afecta a la superficie del diente (esmalte), la OH-apatita está formada por calcio, se liberan los iones de calcio y el esmalte comienza a desmineralizarse.

3. Se produce la fase de desmineralización de la caries.

4. Inmediatamente el medio oral reacciona y se produce la remineralización, los iones fosfato que están en el medio oral reponen la zona desmineralizada.

Tipos de caries

  • Caries de raíz. Este tipo de caries es el tipo más común entre los adultos mayores, que son más propensos a sufrir retracción de encías. Se produce en la superficie de las raíces de los dientes.
  • Caries por fosas y fisuras. Este tipo de caries se produce en las superficies de masticación de los dientes posteriores. Se puede prevenir mediante un cepillado dental apropiado.
  • Caries en la superficie lisa. Este tipo de caries se produce en la superficie plana exterior de los dientes cuando las bacterias no se eliminan y la placa se acumula. Este es el tipo menos grave y se puede tratar con fluoruro. También es útil saber que este tipo de caries puede contrarrestarse por medio del uso regular y adecuado del hilo dental.

Fases clínicas

En la fase subclínica existe la lesión pero no hay manifestaciones clínicas, mientras que en las fase clínica ya aparecen los primeros síntomas:

  1. Manchas blancas. (desmineralización superficial), que es la primera manifestación de la caries, es una lesión subsuperficial.
  2. Deterioro del esmalte. A pesar de la capa aprismática de los dientes, los ácidos atraviesan el esmalte, ya que el esmalte tiene una cierta permeabilidad y se produce la mancha blanca.
  3. Deterioro de la dentina. Después, los ácidos atraviesan el esmalte y llegan hasta la dentina, sin que aun exteriormente se haya producido ninguna cavitación.
  4. Afectación de la pulpa.
  5. Formación de abscesos.
  6. Pérdida del diente, destrucción coronaria

 

*La cavitación del esmalte se produce cuando el esmalte se colapsa, cuando la desmineralización es tan grande que el esmalte pierde su estructura y se colapsa. El esmalte se defiende de la agresión de la caries mediante la remineralización, el flúor también protege de la caries, mediante la F-apatita que es un compuesto más resistente que la OH-apatita.

Clasificación de las caries

Por su evolución:

a) Mancha blanca (lesión subsuperficial), lesión incipiente de caries o caries inicial.
b) Afectación de dentina: puede haberse producido o no el colapso del esmalte superficial en la zona afectada por caries.
c) Cavitación del esmalte, se colapsa el esmalte y aparece la cavidad.
d) Cavitación de dentina.
e) Destrucción coronaria.

Por su actividad:

a) Activas: es la más habitual, sin tratamiento seguirá el avance del proceso y las lesiones.

b) Inactivas, detenidas o crónicas: la progresión del proceso de detuvo. La mancha blanca se remineraliza y se detiene la lesión (se ve oscuro porque se puede producir una dentina más oscura, el esmalte se pigmenta mientras se remineraliza y se ve más oscura).

c) Rampantes: múltiples caries activas de rápida evolución. Superficies dentales que no presentan caries habitualmente.

Por su modo de aparición:

-Primaria: lesión de caries en tejido dentario no tratado previamente..

-Secundaria, recurrente o recidiva: lesión de caries en el tejido adyacente a una obturación previa.

-Residual: caries que se deja sin eliminar bajo el material restaurador.

Por su localización:

-Fosas, surcos y fisuras.

-Superficies lisas: porque no hay autoclisis (limpieza por las mejillas)

-Radicular: apicalmente a la línea amelocementaria, en la raíz.

Por su localización (terapéutica): (Black, 1908)

a) Clase I: en caras oclusales de premolares y molares, además en el cíngulo de dientes anteriores y en los defectos estructurales de todos los dientes (fosas y fisuras).

b) Clase II: en caras proximales de molares y premolares.

c) Clase III: en las caras proximales de dientes anteriores sin afectar el ángulo incisal.

d) Clase IV: en caras proximales de dientes anteriores afectando el borde incisal.

e) Clase V: se encuentran en el tercio gingival de dientes anteriores y posteriores y en caras bucales y linguales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *