Oclusión, toma de registros y montaje en articulador (digital)

Historia de los articuladores:

1805: Gariot: primer posicionador en yeso. Saussine lo modificó para realizar movimientos de bisagra.

1840: Cameron y Evans construyeron el primer articulador que realiza movimientos de protrusión y diducción.

1921: Beverly B. McCollum – método científico de la localización del “eje intercondilar” o “eje de bisagra”. A consecuencia de la guerra, había muchos heridos de la cabeza, por lo que había que solucionar dichos problemas, mediante la creación de prótesis. Por ello, crea un método para localizar el eje intercondilar, y poder reproducir los movimientos mandibulares.

Gnatología: ciencia que trata de la biología del mecanismo masticatorio, es decir, de la morfología, anatomía, histología, fisiología, patología y terapéutica del órgano oral, especialmente de los maxilares y de los dientes, y las relacions vitales de este órgano con el resto del organismo  concepto integral.

Walker, Bonwill, Gysi, Hanau, Stuart, Lauritzen, Gerber: realizaron diseños de articuladores adaptados a sus propias “teorías” de dinámica mandibular y rehabilitación protésica – Whip-Mix, Dentatus, Hanau, Perfect, etc.

El articulador es un instrumento de diagnóstico y tratamiento que registra, transfiere y analiza las relaciones estáticas y dinámicas entre la mandíbula y el cráneo (= maxilar). Los registros que se realizan, de relaciones intermaxilares, se toman teniendo como base el cráneo.

Nos sirve: como medio diagnóstico, para la planificación del tratamiento y para la confección de prótesis.

Se clasifican en:

Posicionadores: es un aparato que establece la relación interdentaria entre arcada superior e inferior, solo permite movimientos de apertura y cierre, no reales, usados en docencia como fantomas, que no utilizan arco facial.

Articuladores de guías fijas: produce movimientos de apertura y cierre reales, que usan arco facial. Reproduce con fidelidad la relación interdentaria estática de apertura y cierre. Establece un radio de giro real, y reproduce los mocimientos mandibulares (protrusión, lateralidad) con inclinación y guías interdentarias. Pueden ser 20/10 y 40/20.

Articuladores semiajustables: registran y transfieren trayectorias condíleas e incisales promedio. No determinan la anchura intercondílea del paciente. El ángulo de Bennett se obtiene mediante la fórmula de Hanau. Dentro de estos articuladores, pueden ser de tipo ARCON o NO-ARCON – esto no tiene trascendencia, sólo cuando vamos a hacer movimientos que no son naturales.

Articuladores totalmente ajustables: utilizados tras la WWII para investigación. Prácticamente no se usa, porque el ajuste es muy complejo, es poco práctico.

Articuladores digitales: son la nueva generación de articuladores, nos permiten (mediante toma de impresiones y radiografía de haz cónico) hallar la relación de los maxilares con respecto a la base del cráneo, con gran fidelidad. Nos permite jugar con todas las estructuras del paciente y estructuras protésicas.

Relaciones craneomaxilares:

Utilizaremos un articulador de guías fijas o semiajustable, según el trabajo que vayamos a realizar. Este trabajo requiere conocer las relaciones craneomaxilares, mediante toma de arco facial.

El arco facial consta de:

• Horquilla
• Ramas donde se colocan, en el CAE
• Elemento de unión para ambas partes
• Nasion
El arco facial VALE ÚNICAMENTE PARA TRANSFERENCIA CRANEOMAXILAR, no vale ni para conocer la RC, ni la MI.

Relaciones intermaxilares:

Son las relaciones que se establecen entre maxilar y mandíbula. Existen dos tipos de relaciones: RC y MI.

RC: se usa para remodelación oclusal del paciente, cuando el paciente no tiene contactos entre arcada superior e inferior, que sean desdentados.

MI: en la confección de coronas, carillas, inlays, etc. Solo cuando el paciente tiene contactos entre arcada superior e inferior.

Los registros intraorales que se realizan para conocer estas posiciones se hacen mediante: cera, siliconas y arcos góticos (estos se usan poco).

• Con los registros de cera, podemos tomar: RC, ITC y AB. No se suele usar el registro de cera para tomar AB (ángulo de bennet). Se realizan mediante gambas o galletas.

• Con los registros de silicona, se coge una pistola de registro y se le indica al paciente que cierre. Polimeriza muy rápido. El inconveniente que tienen es que normalmente producen perforaciones, afectando al registro. Permite los mismos registros que en cera.

La axiografía es la confección del trazado del desplazamiento condilar mediante un aparato mecánico. Nos permite determinar la media de desplazamiento. Podemos poner la ITC en el articulador sin registros de cera. Es una técnica muy útil, porque permite conocer la ITC del paciente con fidelidad.

Esta técnica nació en 1969 con R. Lee.
La desarticulación del menisco articular nos permite conocer patología de la ATM (y esto es lo que mide un aparato de axiografías). Normalmente debe coincidir la inclinación de ida y de vuelta, cuando no coincide probablemente haya patología, por ejemplo, por diferencias en las superficies condilares.

Los axiógrafos nos permiten determinar también el ángulo de Bennett. Esto tiene influencia en la anchura del surco, para ponerla en articuladores semiajustables.

POR TANTO, CON AXIOGRAFIA, PODEMOS CONOCER CON FIDELIDAD: RC + ITC + AB.

ITC:

La ITC se puede determinar mediante registros intraorales, o mediante axiografía (extraoral). La ITC se basa en el fenómeno de Christensen: es la relación directa entre las cúspides posteriores con respecto a la cavidad glenoidea.

Ángulo de Bennett:

Es un elemento de desplazamiento en el plano horizontal. Se puede obtener mediante registros intraorales (movimientos de lateralidad) y registros extraorales. Los registros intraorales son muy complicados, se hacen normalmente extraorales.

La axiografía se basa en el uso de trigonometría para hallar el ángulo. Suele dar entre 0 y 2. Se mide en el lado de no-trabajo.

Movimientos de Bennett:

Se mide en el lado de trabajo. Igual que el ángulo de Bennett.
Se pueden obtener muchos trazados: lazada – el menisco queda retrasado al volver hacia su posición normal. Cuando no llega al final del trazado, puede haber una interferencia.

Montaje en articulador:

Se monta el modelo en RC o MI en función de las necesidades del caso, y se aplican los registros previos. Si hay pocos dientes, necesitaremos registros condilares, y si hay muchos dientes, necesitaremos registros dentarios.
Esto nos condiciona el cómo vamos a usar los articuladores. En piezas de poca complejidad, con un posicionador nos vale.

En prótesis de hasta 3 piezas:

Necesitaremos arco facial, y articulador de guías fijas. El registro que realizaremos es la MI.

En prótesis de más de 3 piezas con implicación de guías dentarias – caso de mordida cruzada anterior:

Usaremos: arco facial, articulador semiajustable, registros de MI e ITC, y registro de guías anteriores. Se toma al paciente el arco facial y una axiografía. Hay que tener en cuenta la ITC para no crear interferencias.

En rehabilitación de arcada completa:

Usaremos: arco facial, articulador semiajustable, y determinados registros: RC, ITC, AB, MB (movimiento de Bennett), y también axiografía. Cuando hagamos la confección de caras oclusales deben seguir la oclusión del paciente, porque si no obtenemos las interferencias (que tiene el paciente antes de confeccionar la prótesis), la prótesis fracasará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.