Biomateriales odontológicos

¿Que son los biomateriales dentales?

– Cualquier material usado para hacer un dispositivo que reemplace una parte y/o la función del cuerpo de manera segura, confiable, económica y fisiológicamente aceptable. En contacto con el cuerpo pero también aquellos que no lo están y que utilizamos en odontología.

Para alcanzar estos objetivos, el odontólogo puede manipular directamente los productos sanitarios fabricados a partir de los biomateriales, cómo ocurre por ejemplo, cuando usa composites para tratar una caries dental o cuando sustituye dientes perdidos mediante implantes. O bien puede utilizar productos sanitarios personalizados confeccionados por un laboratorio de prótesis dental como es el caso de las prótesis dentales fijas o de las prótesis dentales removibles

Clasificación de los biomateriales dentales

Cerámicas

Productos complejos de materiales inorgánicos, metálicos y no metálicos, unidos por enlaces metálicos o covalentes (sobre todo covalentes), con estructura final más o menos cristalina.

Hoy en día comienzan a manejarse ya productos a base de cerámicas infiltradas con resina, en las que han introducido una resina.

Cerámicas Bioactivas (Sustitutos óseos), Cerámicas Bioinertes (Coronas de porcelana)

Metales

Son utilizados en diferentes aplicaciones pero destacan por ser con los que se fabrica la mayor parte de las estructuras de metal tanto para prótesis fijas como para prótesis removibles.

El enlace metálico caracteriza a los metales, da la “metalidad”. Los electrones exteriores están ligados sólo ligeramente a los átomos, formando una especie de “gas electrónico” (nube de electrones), que se conoce como enlace metálico, fuerte. Los átomos están muy cercanos entre sí: estructuras compactas, y además en general son cristales. Es una estructura muy ordenada, por eso los metales son opacos (porque son cristales).

Au, Pd (pernos colados), Cr-Co (estructura metal para protesis fija y removible), Almagma dental (odontología conservadora), Ti-6Al-Va (implantes)

Polímeros

Del griego “poly”: muchos y mero: Parte, segmento.
Son macromoléculas (generalmente orgánicas) que están más o menos una al lado de las otras, enredadas y unidas entre sí.
Polímeros: formados por la unión de moléculas más pequeñas llamadas meros.
Átomos de Carbono unidos por enlaces covalentes que forman la espina dorsal de la cadena.

Como la resina acrílica, muy utilizada como va a ser prótesis. O los elastómeros como las siliconas; tanto las de adicción, como las siliconas por condensación o la silicona de mezcla automática. También forman parte de este grupo los polisulfuros o los poliéteres que tienen una importante aplicación como materiales de impresión.

Resina acrílica (bases de resina de protesis removible), Silicona (Material de impresión)

Composites

Tienen una gran aplicación en odontología conservadora. Suelen utilizarse tanto para reconstrucciones estéticas anteriores, como para empastes u obturaciones de dientes posteriores.

Propiedades de los biomateriales dentales

Las propiedades de los biomateriales dentales se pueden dividir en:

  • Propiedades mecánicas
  • Propiedades Térmicas
  • Propiedades de Superficie
  • Propiedades Reológicas
  • Propiedades Ópticas
  • Propiedades Electroquímicas

Características de los Biomateriales

Las características de los biomateriales dentales deben de ser:

– Biocompatible.
– No tóxico, ni carcinógeno.

– Químicamente estable.

– Buena resistencia mecánica.

– Densidad y peso, forma y tamaño adecuados.

– Barato, reproducible y fácil de fabricar.

Historia de los Biomateriales

Existen muchas evidencias en las antiguas civilizaciones, como los egipcios, los etruscos y los mayas que ya utilizaban el cuerpo humano, materiales de uso común como las conchas de moluscos, piezas de madera o de marfil.

Recientemente se ha publicado el hallazgo del implante dental más antiguo de Europa, se trata de un perro de hierro insertado en un incisivo superior que se ha localizado un yacimiento en Francia y que data de 2300 años atrás. Podemos encontrar muchos otros ejemplos, pero realmente debemos llegar a 1870, cuando el doctor Lister establece las técnicas quirúrgicas asepticas, ahí podemos iniciar la era de los biomateriales para su aplicación clínica ya con ciertas garantías de éxito.

Así comienzan las aportaciones de muchos investigadores y clínicos  que introducen muchos materiales con fines terapéuticos para reemplazar la función de algunos tejidos dañados.

A lo largo del siglo XX, van surgiendo un ámplio abanico de materiales metálicos, aleaciones de acero, níquel o vanadio las de Cromo cobalto molideno, los aceros inoxidables y también el tantalio pero sobre todo para fijaciones óseas y prótesis de cadera.

Ya en el contexto de la Segunda Guerra Mundial, surgen los primeros materiales acrílicos dando lugar así a un largo número de desarrollos en cementos e implantes.

Llegada la segunda mitad del siglo XX, nos encontramos con dos casos de éxito muy destacados, el primero el reemplazo total de cadera con prótesis cementada y el segundo es el del corazón artificial total ya en los años 70.

Hoy en día, muchas de estas soluciones clínicas pasan por el uso de dispositivos basados en biomateriales y también los trasplantes de órganos. Ambos están bien regulados por las sociedades científicas y también por las autoridades sanitarias

Estas son las soluciones actuales, pero el futuro próximo se orienta hacía un nuevo paradigma la ingeniería tejidos y la medicina regenerativa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *