Brackets linguales

Los brackets linguales son una opción popular en el tratamiento de la ortodoncia debido a su discreción y eficacia. A diferencia de los brackets tradicionales que se colocan en la parte frontal de los dientes, los brackets linguales se colocan en la parte trasera de los dientes, lo que los hace prácticamente imperceptibles desde el exterior.

Una de las principales ventajas de los brackets linguales es su discreción. Al colocarse en la parte trasera de los dientes, son prácticamente imperceptibles desde el exterior, lo que los convierte en una opción ideal para las personas que buscan un tratamiento ortodóncico discreto. Este tipo de brackets se adaptan perfectamente al color de los dientes y son muy difíciles de percibir incluso a distancia cercana.

Otra ventaja es que son muy eficaces. Los brackets linguales tienen una gran capacidad de movilizar los dientes para lograr una correcta alineación, lo que ayuda a alcanzar resultados rápidos y efectivos en comparación con otros tipos de brackets. Además, la colocación de los brackets linguales permite la movilización de los dientes de una manera más precisa y controlada que los brackets convencionales.

Sin embargo, los brackets linguales requieren un mayor tiempo de adaptación y pueden causar mayor incomodidad al principio debido a su colocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *