Impresiones convencionales y digitales

Una impresión es la reproducción en negativo, con las dimensiones exactas de las estructuras bucales y/o dentarias y/o implantarias.
Los requisitos que tienen las impresiones son:
• Duplicado exacto
• Reproducción de dientes y tejidos adyacentes
• Libre de burbujas – producen una deformación del registro.

Impresiones convencionales:

Pueden ser de diferentes materiales: alginato, siliconas…

Materiales:

Alginato:

Se utilizan para la confección de modelos de estudio. Es un tipo de hidrocoloide irreversible:

Hidrocoloides: gel coloidal que se utiliza como material de impresión. Es una sustancia gelatinosa que solidifica en boca y puede retirarse posteriormente de los espacios retentivos. El problema es que cuando hay un espacio retentivo, se desgarra.

Coloide: cuarto estado de la materia. Son moléculas de polvo que se distribuyen en un líquido pero sin llegar a disolverse. El coloide consta de una fase dispersa (o polvo) y una fase de dispersión (o líquido).

Las propiedades que tiene este material son:
• Mucoestático
• Buena resistencia mecánica
• Textura lisa
• Material hidrofílico
• Biocompatible

• Se aconseja desinfectar las impresiones mediante hipoclorito sódico o glutaraldehído.

• Es inestable dimensionalmente
Se usa principalmente en la confección de prótesis parciales removibles y completas, pero también es muy usado en ortodoncia, toma de antagonistas así como para modelos de estudio.
El alginato se obtiene de un alga.

Para confeccionar la masa de alginato:

• Es necesario un medidor de polvo y otro de agua, proporcionado por el fabricante.

• Si hay alteraciones en las proporciones de polvo/agua, variarán:

– Tiempo de fraguado
– Propiedades mecánicas (resistencia, flexibilidad).

• La temperatura del agua afecta al tiempo de fraguado.
El alginato tiene aceleradores de la reacción de fraguado del yeso para compensar el efecto adverso del ácido algínico. Es necesario aplicar una lechada para neutralizar este ácido.

Las cubetas en las que se aplica el alginato deben ser rígidas.

Para el mezclado, existen máquinas que lo realizan.

Polisulfuros:

Son elastómeros no acuosos, con buena estabilidad dimensional y elevado tiempo de polimerización. Produce polimerización exotérmica, y tenía mal olor, no se utiliza actualmente.

Poliéteres:

• Populares en los últimos 25 años
• Emplear un volumen de base mayor que de acelerador
• Excelente estabilidad dimensiona
• Precisión similar a las siliconas de adición
• Tixotrópico
• Hidrofílico (cuidado con la humedad)
• Rígido: resistencia al retirarlo
• Es frágil

Tienen 3 consistencias: pesada, mediana y ligera. La técnica de mezclado puede ser monofásica o de dos pasos. Se indica para: impresiones para coronas y puentes, inlays/onlays, implantes, etc.

Siliconas:

En base a los dos criterios principales, es el mejor material para tomar impresiones definitivas en prótesis fijas. Nos permiten obtener detalles muy finos. Existen 2 tipos de silicona: fluida y pesada.
De adición: el más utilizado para la toma de impresiones definitivas en prótesis fija. Logran mayor precisión porque consiguen mayor reproducción de detalle, y tienen gran estabilidad dimensional y gran recuperación elástica. Lo malo es que son hidrófobas, y pueden producir defectos en la toma de impresión. Deben vaciarse después de 30-60 minutos para que no haya productos colaterales que alteren el vaciado. Pueden ser vaciados 2 veces, aunque este segundo vaciado no puede ser una sustitución del primero, si éste tiene algún error de vaciado. Tiene una desventaja, y es que reacciona con el látex (inhibe el proceso de polimerización).

Sistemas de automezclado: las siliconas tienen máquinas con sistemas de automezclado, para conseguir menos errores inherentes a la mezcla, y mayor tiempo de trabajo, económicos.

– Dos consistencias en general: en masilla, con mayor estabilidad dimensional, y en pasta fluida con una mayor capacidad de reproducción de detalle.

– Técnicas: doble mezcla o impresión en una sola fase (ponemos en la cubeta silicona pesada y fluida a la vez) y técnica de dos fases o doble impresión (primero pesada y luego fluida).

– Materiales de una única consistencia: en prótesis fija siempre en combinación con materiales fluidos.

Desinfección de las impresiones:

• Inmersión o en spray.
• Por inmersión es más adecuada. La ADA recomienda la inmersión durante menos de 30 minutos. Cuidado con el alginato.
• El spray reduce el riesgo de distorsión.
• Los desinfectantes empleados son: hipoclorito sódico, glutaraldehído, iodoforo, fenoles.
• Forma más cómoda y eficaz: povidona yodad (1:200) 5 cc del producto en un litro de agua durante 10 minutos.
Las superficies de PVS retienen menos microorganismos. En segundo lugar, los poliéteres con valores parecidos.

Fracaso de una impresión:

• Márgenes subgingivales
• Manipulación incorrecta del material o técnica de impresión
• Cubetas
• Manejo inadecuado de tejidos blandos
Exposición de márgenes:
Las condiciones son: encía en perfecto estado, uso de astringentes (sulfato férrico) está contraindicado.
La penetración en el sirco gingival de la línea de terminación debe ser de 0,5mm. El grosor mínimo del surco debe ser de 0,15-0,20mm. El surco no debe ser muy abierto: utilizar un poliéter.

Cubetas:

Rigidez: debe tener paredes gruesas y uniformes, con espesores de unos 3-4mm en civetas individuales. No utilizar materiales de viscosidad densa con cubetas flexibles, porque producen troqueles de tamaño menor al real.

Coeficiente de variación dimensional térmica: el aumento de tª provoca expansión y flexión en las paredes de la cubeta.

Contracción de polimerización: las cubetas de resina autopolimerizable deben prepararse 24h antes de la impresión, no encontrándose alteraciones dimensionales transcurrido dicho tiempo. Los mayores cambios se producen en los primeros 30 minutos posteriores a la impresión.

CONCLUSIONES:

Siliconas de adición como elección: con cubetas rígidas. Los segundos vaciados no se hacen para modelos de trabajo y troqueles. Se usarán hilos de retracción para marcar márgenes subgingivales.

– Técnica de 2 fases: consigue menores errores. Hay que colocar la pasta fluida primero en la cubeta y después den la boca. La pasta fluida debe llegar a toda la arcada.

Técnica de doble mezcla: es más rápida, no presenta mucha diferencia entre viscosidades, pero no permite compensar errores.

– Técnica monofásica: asociada con pasta ligera en casos de: muñones finos y largos, dientes periodontales o con estrechez de cuello. Hay que hacer bloqueo selectivo de los dientes, porque correos el riesgo de arrancar dientes periodontales, usar ceras.

Poliéteres: se usan en prótesis fija cuando el sirgo gingival no está muy abierto. En estudios se ha demostrado que tienen más errores detectables que las siliconas en la línea de terminación por su menor fluidez. Están muy indicadas en implantes.

Impresiones digitales:

Son impresiones directas en boca por medio de una cámara intraoral digital, quedando los datos obtenidos en un ordenador con un programa de manejo de imágenes para el diseño y confección de modelos digitales.

Las impresiones pueden ser: de arcada completa, de hemiarcada, de dientes individuales, o de las dos arcadas.
Hay distintas técnicas: fotogrametría laser, luz estructurada (luz LED azul o blanca), vídeo 3D.

Fotogrametría:

Por medio de un escáner, realizamos una serie de fotos que se solapan, teniendo como punto de referencia una serie de estructuras anatómicas. Se toman fotografías que se montan digitalmente y confeccionan un modelo en 3D.

Láser:

Itero®. Es un haz de laser que se refleja en la superficie, y por medio de un captador, obtenemos una imagen en 3D.

Luz estructurada:

Cerec Blue Cam®. Hay 2 haces de luz que se emiten, y el reflejo de esta luz nos permite medir el ángulo, y cuando tenemos el ángulo y un montón de puntos (en bandas) nos permite conocer las profundidades. Funciona como el sensor Face ID del iPhone X, pero con dos haces de luz, en vez de 20.000. La técnica de reconocimiento de las alturas se realiza mediante cálculos con el teorema de Pitágoras. Hay que poner polvo en la superficie dentaria.

Vídeo 3D:

Lava COS®. Funciona por vídeo: se superponen las imágenes, obteniendo una imagen 3D. Funciona más o menos igual que la luz estructurada, pero sin necesidad de usar polvo.

Recogida de datos:


Normalmente todos dan una exactitud de alrededor de 25 micras.
Hay dos tipos de impresiones: con y sin polvo.

Impresiones ópticas con polvo:

El polvo se utiliza para determinar la altura con un sistema automático de triangulación por medio de fotografías que se solapan. Exige que no tenga reflejos, y la reflexión de la luz tiene que ser total. Se utiliza oxido de titanio como polvo. El polvo se utiliza para evitar que haya reflejos a la hora de tomar la impresión, y evitar así defectos.

Impresiones ópticas sin polvo:

Se utilizan cámaras de video 3D que van cubriendo las superficies dentarias reales del paciente, y montan el modelo mediante superposición de imágenes en un ordenador.

NO SE REGISTRA EL PALADAR, EN NINGUNA DE LAS TÉCNICAS.

Sistemas de impresión digital:

Los sistemas de toma de impresiones digitales son:

Cerec®: bluecam (con polvo, usa luz azul, detalles de hasta 25micras) y omnicam (sin polvo, se usa más).
itero®: utiliza un enfoque paralelo que emplea un escáner óptico u laser para capturar digitalmente las superficies y contornos dentarios y gingivales. No utiliza polvo.
Trios®: no utiliza polvo, usa luz óptica y laser combinadas. Obtiene mucho detalle.
Lava®: es un sistema de toma de imágenes en 3D.
E4D®: es un sistema de toma de imágenes por láser. No se usa en Europa, pero sí en EEUU.
Carestrean®: cámara intraoral de captación de imágenes 3D en alta velocidad. Es más económico, se usa en la confección de carillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.