Puente dental fijo

¿Qué es un Puente dental fijo?

Los puentes dentales fijos son una Prótesis dental que se apoya sobre los dientes sanos que el paciente aún conserva en su boca.

Si se quieren comparar las diferentes opciones para rehabilitar la falta o pérdida de dientes, además de los implantes dentales, existen otras opciones. Por un lado, están los puentes fijos.

Esta técnica tiene el inconveniente de que hay que dañar los dientes adyacentes a la zona que se quiere rehabilitar: hay que pulir la corona del diente, darle una forma concreta, colocar la prótesis y que se adapte para ganar un diente.

Por otro lado, están las prótesis removibles, que consisten en unos anclajes que se sujetan en los dientes sanos del paciente, aguantando las fuerzas de masticación y de tracción que puedan realizar los movimientos de la boca. También, llevan unas plataformas para repartir la fuerza de masticación, que no deja de incomodar al paciente ya que al tener estas plataformas de resina que cubren de forma parcial o total el paladar, quitan el sabor a los alimentos, rozan la encía, y desgastan el hueso subyacente.

Existen tipos de puentes fijos que pueden ser de: metal – porcelana, zirconio – porcelana, cerómero con resina.

Ventajas de los puentes dentales fijos

  • Es fijo. No se desaloja ni se quita, no debes de estar preocupado en tener que estar pensando que se te va a caer.
  • Es estético. A diferencia del removible es que no tiene ganchos por lo que no se ve que traes un puente.
  • Se fabrica rápidamente. Se puede hacer en un par de semanas y entonces ya no tienes que esperar mucho tiempo para tener tu diente definitivo.
  • Más económico que el implante dental pero menos económico que un removible. Tiene un precio intermedio entre estos 3
  • A veces cuando uno pierde un diente, los dientes vecinos también tienen caries, entonces el puente va a ayudarte a reparar los dos dientes de al lado mas el que estamos remplazando.

Desventajas de los puentes dentales fijos

  • El desgaste dental. Si tus dientes de al lado están sanos, que el puente fijo sea tu última opción, ya que hay que desgastar bastante diente para reemplazar una pieza desgastando dos más.
  • Es irreversible. Una vez que desgastes los dientes de al lado, ya no pueden regresar el esmalte.
  • La higiene va a ser complicada. Para limpiar en medio de los dos dientes dónde se encuentra, es complicado. Hay que pasar hilo dental entre los dos, esto supone una dificultad.
  • Si uno de los dos pilares falla, hay que quitar todo el puente. Hay que tener mucho cuidado y tiene que estar muy bien hecho para garantizar que duren muchos años, porque porque con que uno de los dos falle hay que quitar toda la prótesis y empezar de cero.
  • Si se usa por muchos años este puente, el hueso que está abajo donde faltaba el diente, se va a reabsorber por completo y va a ser muy complicado colocar un implante después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.